A las puertas de una nueva Cuaresma, tenemos la oportunidad de poder hablar con ELLA, de confiar nuestras dudas y defectos, nuestros miedos y desesperanzas, ELLA siempre nos escucha, ELLA es el medio para preparar el encuentro con nuestro REDENTOR. ELLA ya te espera con elegante sobriedad, NO OLVIDES NUNCA A TU MADRE, ELLA siempre te acogerá.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*