En este mes las hermandades del Santísimo Entierro, Nuestra Señora y Madre de la Soledad y el Triunfo de la Santa Cruz, fusionaron sus reglas quedando unificadas en una sola Hermandad, dándole más esplendor y elegancia a su cortejo procesional y fomentando el culto a Dios y su Bendita Madre.

Lo único que diferencia este 25 de marzo de aquella efeméride, son los 191 años que los separan.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*